Artículos

Dualidad y el Camino Medio (Pali: majjhimā patipadā)

por Xavi Santamaría

"Cuenta la historia que tras un largo periodo de aislamiento en los bosques, alejado de la gente y después de varios días comiendo y bebiendo pocos alimentos, solo restos de desechos animales, creyendo que así encontraría las respuestas, y tras parar de meditar oyó que un padre le decía a su hijo; No tenses demasiado la cuerda, o se romperá, tampoco la dejes poco tensa o sino no hará sonido".

 

Fue allí donde Siddhartha encontró la respuesta que tanto ansiaba, al entender que los extremos son lo mismo y que el camino correcto era el equilibrio, el Camino Medio (Pali: majjhimā patipadā).

 

El Camino Medio, la cuarta noble verdad del Budismo, es el sendero que conduce a la cesación del sufrimiento (dukkha) y se considera el Noble Óctuple Sendero, comprender y unificar los dos extremos para conseguir la tranquilidad, visión permanente, iluminación… el equilibrio. También diferentes ramas del budismo relacionan el camino medio con la No-Dualidad, la visión verdadera ...

 

Un proverbio budista nos dice; “Si estás enojado no digas nada, si estas feliz no prometas nada” siendo este un reflejo del Camino Medio.  A la hora de meditar nos recomienda; “Libera tu mente, que no esté demasiado tensa ni demasiado relajada”, pues lo primero nos impedirá meditar por la inquietud de mantenernos en la tensión y lo segundo nos impedirá meditar pues nos quedaremos dormidos, así pues, relájate y préstale la atención necesaria, el Camino Medio.

 

Nuestro día a día también podríamos extrapolarlo a la Dualidad, los dos extremos de una misma cosa, que una sin la otra no podrían existir, nuestra mente necesita contrastar unas cosas con otras; blanco/negro, pasado/futuro, si/no, bueno/malo, apego/desapego, masculino/femenino, felicidad/tristeza y una polaridad nos llevará a reconocer la otra hasta que entendamos que ambas son las misma, pues...

¿dónde empieza la felicidad, lo bueno, la luz y donde la tristeza, lo malo y la oscuridad? La felicidad puede contener una parte de tristeza, lo bueno una parte de malo, la luz una parte de oscuridad…

¿Cuándo es felicidad o tristeza? ¿Dentro de la oscuridad no hay una pequeña parte de luz, aunque no la veamos?

Si dibujásemos una línea recta y en un extremo pusiésemos luz y en el otro extremo oscuridad, ¿en qué parte de la línea pondríamos que es luz o que es oscuridad…? así, es nuestra mente la que lo separa, y lo realiza mediante las características, clasificaciones, cualidades generando la dualidad.

"La dualidad es un efecto de la mente dormida…"

 

La mente, necesita constantemente comparar o contrastar incluso nuestra existencia con la de los demás y el entorno, pues el sistema de dualidad mental no sabe lo que es la unidad y para ello debemos vaciar la mente para reconocer y encontrar su verdadera naturaleza… y la unidad, y solo lo conseguimos reconociendo antes los dos extremos de las polaridades, buscando fuera, para luego buscar dentro, ser individualidad, para después reconocer que somos unidad, ser uno para reconocer que en realidad somos uno, experimentar una mente dual, para desde esa mente dual plantearnos la No-Dualiad y poder experienciarlaa.

"Del todo nace el uno y del uno nace el todo"

Heráclito

Please reload

© 2016 Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción parcial o total sin el consentimiento del autor/propietario.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aviso legal y Politica de privacidad pulsa aquí.