Artículos

Las decisiones y la inocencia (No dualidad)

por Xavi Santamaría

Antes era indeciso, ahora... no se...

A- ¿Qué te ocurre?
B- Me he dado cuenta que soy indeciso, tengo que tomar una decisión y no sé qué hacer.
A- ¿Estás seguro?
B- Sí, si… no soy capaz de tomar una decisión, el miedo me paraliza.
A- Pero… ¡¡¡si ya estas tomando una decisión!!!
B- ¿Cómo? Eso no es cierto, llevo días dándole vueltas a la cabeza y no me atrevo... no hago nada…
A- ¿Ves? Estas tomado una decisión, decides... no hacer nada…
B- ¿No entiendo… puedes explicarte?
A- Si, por supuesto.

Ante una situación puedes decidir aplicarle una nueva energía para hacer que cambie de rumbo, se acelere, se paralice, a eso tú le llamas tomar una decisión… o puedes simplemente dejar que la inercia de esa situación siga su camino y a eso le llamas no hacer nada…

B- ¿Mmmmm, entones, no hacer nada es decidir que la situación siga su curso?
A- Exacto, es decidir que siga su inercia, eso es una decisión… entonces tu problema no es que seas indeciso ¿Cuál es tu problema...?
B- Ya pero… si decido cambiar la inercia, si no sale bien, me equivocaré…
A- ¿Te equivocarás? Todo esté bien…
B- ¿Ya estamos con tus frasecitas espirituales que no dicen nada, como va a estar bien si me equivoco?
A- Todo está bien.

Si decides no hacer nada y da como resultado lo que esperabas, ya has aprendido, si decides ponerle nueva energía con una nueva decisión y el resultado es el que esperabas también has aprendido.

B- Ya, ya... pero si el resultado no es el que quiero... me habré equivocado….
A- ¿Seguro? Si decides no hacer nada o hacer algo y el resultado no es el que deseabas no te habrás equivocado, simplemente estarás aprendiendo.
B- Mmmm, aprender, equivocarse, aprender, equivocarse… ¡¡¡aprender… claro!!! no me equivoco, ¡¡¡aprendo!!!

No lo había visto así... puuuuuf, que sensación más agradable… es… como si…. Ahora… pesase menos, como si algo dentro mío se hubiese desprendido.

A- Porque si piensas que te equivocas, te juzgas, te auto castigas, te flagelas, te sientes culpable y no aceptas las consecuencias de tus decisiones y eso provoca dolor, pero… si por el contrario eres consciente que constantemente tomas decisiones y si los resultados no son los que deseabas solo aprendes siempre ganas.

Entender que solo eres responsable de tus decisiones, no culpable, es empezar a quererte y madurar.

Cuando naciste, ¿sabías algo? ¿no tienes tú el mismo derecho a aprender que los demás? Que acaso alguien ¿nace aprendido? 
Todos, absolutamente todos, aprendemos en cada decisión que tomamos… todo es un continuo aprendizaje… y ahora…

¿Qué decisión tomas? ¿No hacer nada o hacer algo? 
Pues hagas lo que hagas nunca te equivocarás, solo aprenderás y todo estará bien...

Ante cualquier situación planteate que eres ignorante que no sabes, que eres como un niño que está conociendo el mundo y como moverse por él.

Trátate con cariño, se humilde para reconocer que no sabes, que eres un ser INOCENTE.

La inocencia se referencia a un estado de desconocimiento, donde se da una menor experiencia, se puede referir generalmente como un término positivo, denotando una visión dichosamente positiva del mundo, en particular una en que la carencia de conocimiento proviene de una carencia de maldad.

 

Deja de juzgarte, de castigarte y conviértete en un ser inocente.

Please reload

© 2016 Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción parcial o total sin el consentimiento del autor/propietario.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aviso legal y Politica de privacidad pulsa aquí.