Artículos

Mente, cuerpo y conciencia según la Medicina Tradicional Tibetana

por Xavi Santamaría

Según los antiguos tratados de medicina tibetana el ser humano posee un cuerpo, las conciencias sensoriales físicas burdas (el cuerpo físico más las emociones), tres estados mentales, los tres grados de conciencia y la Conciencia Pristina. 

 

  • EL CUERPO; burdo, sutil y muy sutil.

 

El Cuerpo Burdo; seria aquel que podemos tocar, ver y sentir.

 

El Cuerpo Sutil; que también podríamos ver y tocar si tuviésemos las facultades sensoriales desarrolladas, está formado por 72.000 canales por donde circulan los vientos y las gotas que forman parte también del cuerpo sutil. Si nos convertimos en meditadores desarrollamos 12.000 más.

 

Existen tres canales principales Lalana (izquierdo), Lasana (Derecho) y Abadupti (Central) y los dos primeros se enrollan en determinados puntos al central formando un nudo que es a lo que llamamos chakras.

 

El Cuerpo Muy Sutil; sería el etéreo o viento muy sutil, este acompaña a la mente de luz clara, también denominada Conciencia Pristina o primordial.

 

Los vientos también se dividen en niveles y los vientos sutiles circulan por canales secundarios y solo acceden al canal central en el momento de la muere o en determinadas prácticas tántricas. Algunos de estos vientos actúan en las funciones fisiológicas y/o participan en los estados mentales

 

  • LOS TRES ESTADOS MENTALES; burdo, sutil y muy sutil.

 

Los tres estados mentales o mentes serian:

 

La Mente Burda, asociado a la parte más mental; pensamiento circulante, repetitivo, supervivencia...

 

La Mente Sutil asociada a las conclusiones metafísicas.

 

La Mente Muy Sutil a estados de plenitud, amor, gozo…

 

  • ESTA MENTE NOS LLEVA A LOS TRES GRADOS DE CONCIENCIA MENTAL

 

Burda del cuerpo físico, mente de supervivencia.

 

Sutil, llamado LA; conciencia del yo, quien soy, como construyo el mundo, sesgos, ego, crítico interno y guía interior y

 

Muy Sutil nos permite experiencias místicas.

 

  • CONCIENCIA PRISTINA

 

La mente muy sutil asociada al grado de conciencia muy sutil no debemos confundirla con la Conciencia Pristina, esta se halla en el corazón, protegida por el viento sostenedor de la vida y por ocho nudos, es la parte de nosotros que renace de una vida a otra hasta que un día, la mente muy sutil, la ve y sabe que está ahí.

Please reload

© 2016 Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción parcial o total sin el consentimiento del autor/propietario.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aviso legal y Politica de privacidad pulsa aquí.